El tío racional, su mono y su monstruo

Buceando por la red he encontrado un blog que es una auténtica maravilla, Wait But Why, creado por Tim Urban y Andrew Finn. El contenido es bueno, explicado con cierta profundidad y detalle, con humor y sentido crítico, y los dibujos y gráficos no pueden ser más claros (además tiene otros atractivos como opciones de descarga, comunidad detrás, etc.).

De lo primero que he leído me ha encantado porque, como supongo tantas otras personas, me reconozco en mucho lo que cuenta: una serie de entradas sobre la procrastinación. El tipo, basándose en su propia experiencia, va desgranando muchos de los mecanismos que hay detrás de este fenómeno, las implicaciones que tiene, los tipos de postergación… Obviamente no será exacta en términos científico-psicológicos, pero la analogía del ser racional que convive con el mono y el monstruo (¿no recuerda lo del jinete y elefante de los estoicos?), y que transita por los distintos cuadrantes de la matriz de Eisenhower, se entiende perfectamente y sirve para tomar conciencia, lo cual ya no es poco. Y, desde luego, esta narrada de forma simpática y poco autocomplaciente. Como me parecen unos post muy recomendables, aquí los dejo:

Por cierto, que la mayor parte de lo que se explica en el primer y segundo artículos también se puede ver en esta charla Ted del mismo Tim:

Es curioso como confluyen algunas cosas (casualidades de la vida, o no), ya que últimamente estaba leyendo/escuchando bastantes cosillas que se alinéan con muchos de los aspectos que se comentan ahí (el autocontrol, los ladrillos, el razonar-priorizar-ejecutar… Así que habrá que hacer caso a Benjamin Franklin y su plan para la virtud, a lo de no sobreestimar lo que podemos hacer a corto plazo y subestimar lo que podemos en el largo, al discipline equals freedom y el go and get some de Jocko Willink. Aún voy a acabar levantándome a las 4:30.

Deja un comentario